Delhi: Gurdwara Bangla Sahib (La India con Camino)
     

Columna de Ashoka (India)

Delhi

Gurdwara Bangla Sahib

Delhi

 

Puedes ir a:

Agra

Jaipur

Ranakpur

Udaipur

 

Volver a:

La India

 

Gurdwara Bangla Sahib (edificio principal)

El Gurdwara Bangla Sahib es uno de los templos sikhs de Delhi. El sikhismo fue fundado en el siglo XV por el Gurú Nanak que pretendió unificar hinduismo e islamismo; es diferente a ambas religiones pero incluye ideas de las dos. Son sus creencias básicas el monoteísmo, la negación de las castas, la humildad y el servicio al prójimo.

Al recinto del templo se accede descalzo (sin zapatos y sin calcetines) y con la cabeza cubierta para lo cual proporcionan un pañuelo de un vivo color naranja; y no se puede entrar con comida ni con cigarrillos. A la entrada hay un pilón donde hay que meter los pies; a continuación se pasa a una explanada de mármol que rodea al edificio del templo propiamente dicho. Por el camino que lleva a la puerta hay un toldo de tela, y debajo una tela en el suelo, con lo que se puede evitar, en parte, el piso ardiente, en especial para unos pies acostumbrados a llevar zapatos.

El templo es de mármol blanco y con una gran cúpula dorada. En su interior hay mucha gente, casi todos sikhs, alrededor de un altar central donde se encuentra el Libro Sagrado (Gurú Granth Sahib) y al que se acercan a depositar sus limosnas.

Fuera del templo, a la derecha se ubica un gran estanque (el estanque del néctar) donde los sikhs hacen sus abluciones; se llega a él descendiendo unas anchas escaleras. El piso también es de mármol, pero a diferencia de la entrada donde predomina el color blanco, en torno al estanque es de varios colores (blanco, pardo y negro) formando figuras geométricas. Rodeando al estanque, excepto en la zona de las escaleras, hay un claustro con columnas y arcos.

Gurwara Bangla Sahib (estanque del néctar)

A la izquierda del templo hay una gran estancia, como una especie de nave, en la que cada día se da de comer a unas 2000 personas. A la hora de la comida; los peregrinos sikhs, hombres, mujeres y niños se disponen en largas filas, sentados en el suelo; en unos platos metálicos sirven la comida que consiste básicamente en lentejas y arroz.

A la salida del Gurdwara se pueden conseguir folletos (en inglés) sobre la religión Sikh y su historia. Al Gurú Nanak le siguieron otros nueve, algunos de los cuales murieron violentamente como consecuencia de la opresión de los emperadores mogoles (musulmanes) por lo que los sikhs cambiaron la difusión pacífica de la fe por la afirmación del derecho a defenderse.

Las escrituras originales de los sikhs, escritas por el gurú Nanak y otros poetas en alfabeto gurmuki, con fragmentos en otros lenguajes como hindi occidental, punjabi y marati, fueron compiladas por el décimo gurú que incorporó sus propias normas e ideas. Su resultado es el Granth Sahib.

Gurú Nanak

Gurú Govind Singh

Govind Singh, el décimo y último gurú, estableció que a partir de él el Granth Sahib sería el único gurú; por ello pasó a ser el libro sagrado de los sikhs. También fundó la comunidad de los Khalsa (santos soldados), a la que todos los sikhs bautizados pertenecen; todos ellos deben vestir el uniforme de las 5-K, cinco símbolos físicos que les identifican, que consiste en:

-Kesh (pelo): el pelo sin cortar es símbolo de espiritualidad.

-Kirpan (espada): la espada o puñal es símbolo de la lucha Sikh contra la injusticia y la opresión religiosa.

-Kara (ajorca): el brazalete de acero es símbolo de moderación y recuerdo de Dios.

-Kangha (peine): el peine es símbolo de higiene y disciplina.

-Kachha (calzoncillos o bragas): un tipo especial de ropa interior que es símbolo de control propio.

El marcado carácter guerrero de los sikhs ha llegado hasta nuestros días pues el Punjab, región donde mayor desarrollo tuvo el sikhismo y donde se encuentra su principal símbolo (el templo de oro de Amritsar) ha quedado dividido entre la India y Pakistán, y muchos sikhs reclaman su independencia.

Hoy se dice que los sikhs tienen espíritu guerrero, que Dios les da la fuerza del león o del tigre para defender a su pueblo y por eso todos llevan de nombre Singh, que significa “león”. Los sikhs nunca se cortan el pelo ni la barba y usan turbantes de los mas variados colores.

Sikh con su turbante

 

El turbante sikh es una tela de varios metros de longitud que se pone siguiendo una técnica muy especial, dando lugar a esa forma simétrica tan característica. Debajo del turbante, entre éste y el pelo, hay otra tela (Keski) de la que solo se ve un triángulo sobre la frente; es de distinta textura y generalmente de color negro (pudiendo dar la impresión de que es el pelo), pero puede ser de otro color (blanco, por ejemplo). Algunos muchachos, antes de comenzar a vestir turbante solo llevan keski; la tela queda ajustada sobre el pelo que va recogido en un moño y los jóvenes tienen el aspecto de pequeños pitufos (si no fuera por el color de su piel).

Cuando se lee algo sobre los sikhs casi siempre se hace referencia a los hombres, con sus vistosos turbantes; pero se dice muy poco sobre las mujeres sikhs; ellas no se cortan el pelo, visten como las demás mujeres indias, y llevan de apellido Kaur, que significa “princesa”. El sikhismo proclama la igualdad de todos los humanos, independientemente de su casta, color, sexo o credo, pero hay algo que no encaja: esa igualdad entre los leones y las princesas...


También en Delhi:

Puerta de la India

Fuerte Rojo

Raj Ghat

Yami Masyid

Mausoleo de Humayun

Ruinas de Qutb


anteriorarribasiguiente