GASTRONOMÍA DE VILLAMORCO


                                           MORCILLAS DE VILLAMORCO

INGREDIENTES
  • Propio de la época de matanzas.
  • En un recipiente se pone la cebolla picada, sangre fresca de cerdo, manteca, un poco arroz, orégano, pimentón y sal. Se mezcla y se hace una masa, se embute ésta en las tripas del intestino grueso del cerdo, que deben estar limpias y preparadas con anterioridad.
  • Se pone al fuego agua con una cabeza de ajo sin pelar y sal. Se meten las morcillas y se dejan hervir por espacio de una hora. Pasado ese tiempo se sacan, se escurren y se dejan secar.
  • A la hora de consumir, se fríen en aceite muy caliente, churruscante.
  • Estas morcillas, con un toque personal, son las confeccionadas por "Rosario", para el "Mesón Ermitaño" de Tariego. 
- Cebollas horcales.
- Sangre fresca
- Manteca
- Arroz
- Pimentón
- Sal
- Orégano

 


 

                                                SOPA DE MONDONGO   

INGREDIENTES
  • En el mondongo (liquido resultante de hervir las morcillas) se echan rebanadas de pan asentado, dejando hervir un minuto. Las sopas están listas para servir. Se deben comer muy calientes.
- Mondongo
- Rebanadas de pan  
- Sal
- Ajo

                  


 

                                        OREJUELAS DE VILLAMORCO

INGREDIENTES
  • Dulce típico de "carnaval", hecho con harina, huevo, aceite, aguardiente y zumo de naranja. Se mezcla el huevo, un poco de aceite, el aguardiente y la naranja, añadiendo poco a poco la harina, la cantidad que admita, hasta conseguir una masa muy delgada y fina. Después de dejarla reposar unos minutos, se extiende a base de rodillo hasta que queda del grosor del papel. Se corta  en trozos rectangulares y se meten en aceite muy caliente durante unos segundos. Una vez frías, se añade miel.
  • Se colocan en una bandeja, cuando se enfrían, están listas para consumir.
  • Estas orejuelas, confeccionadas por "Socorro", las seguimos degustando todos los año, en carnaval.
- Harina.
- Huevos
- Aceite.
- Aguardiente.
- Zumo de naranja.
- Miel


  volver